Ada Parellada

ADA PARELLADA

Soy hija, nieta y bisnieta de los Parellada, una familia de restauradores. Hace más de doscientos años que nos dedicamos a cocinar, a servir platos, a comidas y celebraciones de todo tipo.

Ada Parellada. Granollers, 1967. Semproniana, Barcelona, 1993.
No son las fechas de nacimiento y defunción. ¡No! Estoy bien viva, e incluso soy un poco vivales. Se trata de las fechas de nacimiento, las dos. Una, la que vine al mundo, y la otra, la que vine al mundo de la cocina y la gastronomía.

De 1967 al 1993 me bautizaron, fui a clase y aprendí a amar. También fui al cine y tuve amigos, e incluso salía a cenar.
Del 93 hasta hoy, ha habido menos cine, menos clases, ceno en el Semproniana, y mis amigos son las lubinas y las butifarras negras. Otra vida, sí, entre cazuelas y cacerolas, platos y cucharones. Una segunda vida llena de vida. Me gusta comer, beber, reír, cocinar y escribir.
Comer, beber y reír no me cuesta nada. Cocinar y escribir, a veces lo hago por obligación, pero siempre me hace feliz.

Nuestro oficio, un esfuerzo diario y continuado, es un compendio de sabor y de gente, conversaciones y productos, aromas y risas, cazuelas y besos furtivos, se funde con el latido de la vida.